Entrevista Susana Perez

julio 2014 alexandro 0

Entrevista para el Blog de la periodista Susana Perez. [Enlace] Alexandro Valeiras, un judas muy atractivo Alexandro Valeiras es un actor de Ribadavia (Ourense) que además es Licenciado en Derecho. El papel de su vida, según él, es el que está por llegar, con los pies muy en el suelo Alexandro nos concede unos minutos de su apretada agenda para abrirnos su corazón. Susana (S) – Alexandro, eres Licenciado en Derecho y Diplomado en Arte Dramático y Dirección Teatral. Dos carreras muy diferentes. ¿Cuál te gusta más?. Alexandro (A), Y tanto que ¡¡muy diferentes!!. La respuesta es fácil (risas), obviamente la segunda por ser la que he decidido desarrollar profesionalmente. Para mí, ser Actor es una Carrera de Fondo (como ejemplo, la maravillosa escuela actoral inglesa), no es que no tuviera prisa por empezar en ella, sino que mis Padres me “regalaban” poder estudiar una carrera Universitaria en uno de los mejores Centros del País, me pareció (en aquel momento) muy egoísta por mi parte no aceptarlo. (S) – De todas maneras te has seguido formando en Arte Dramático. ¿Qué papel te gustaría?. (A), Hasta ahora, siempre, el que más me gusta es aquel que tenga en proyecto, porque SIEMPRE supone un Reto abordar un nuevo trabajo y ¡mucha responsabilidad! ya que estamos examinándonos constantemente.   (S) – Has estado trabajando en diferentes series populares en TV, ¿cuál sería para ti la más importante?. (A), Todas son importantes, y lo digo, porque ¡¡de TODAS se aprende siempre!!. Pero si guardo una hasta hoy en mi corazón, “Rocío, casi madre” (Canal Sur) que protagonicé en sus tres temporadas de emisión. Para mí lo importante de un proyecto es cuando acaricia el alma y se queda en recuerdos personales, por encima de los profesionales.   (S) – Mucho teatro has hecho también, “Crimen Perfecto”, “Las de Caín”, “Curro Vargas”, «Carmen», «Don Juan Tenorio», «La verbena de la Paloma» entre otras muchas, ¿en cuál te sientes más cómodo?. (A), En todas, de verdad. La adrenalina del escenario al final siempre consigue que disfrutes. Cuando traspasamos la invisible y delgada frontera que separa estar entre cajas del escenario, salimos a “dejarnos la piel” cada tarde. (S) – ¿Cómo es el día a día del teatro?. (A), Pues el día a día del Teatro es bipolar en el sentido que no tiene nada que ver cuando trabajas, a cuando estás en épocas de parón (que por desgracia, suelen ser la más habituales en esta Profesión, en la que tantos compañeros esperan y / o esperamos). Cuando estás sin trabajo, yo invierto el tiempo en buscar trabajo, en mantener mi herramienta de trabajo –el cuerpo- en forma (entrenando), leyendo, yendo a ver los montajes que se ponen en pie…. Cuando estás trabajando, el día a día se resume en: estudiar, ensayar, pruebas, nervios, adrenalina y cruzar dedos para que haya Gira y poder disfrutar del calor de los diferentes públicos de cada población de este País. (S) – ¿Cómo es el trato con el público?. (A), Aprendiendo de mis padres y de mi hermana, de su capacidad de lucha en sus profesiones, el actor, yo, soy mi propia empresa y el Público es mi cliente. El trato, por mi parte, es el de darle ¡gracias!. Los saludos suelen darnos vergüenza porque ya no estamos ocultos tras la máscara del personaje, cuando llega el final y toca saludar, mi mirada recorre desde el cielo de ese Teatro (en el que trabaje) hasta la primera fila con la reverencia y con un gran gracias en los labios.  (S) – Pero la cosa no acaba ahí, mucho cine es el que has hecho también, «Bajo un manto de estrellas», «Doble vida», «Exputo», «Helado de pistacho», «Vacanza Permanente», «Paula», «Morgue’s Melody» y «Proteger y servir». Háblanos de tu experiencia en el cine. (A), ¿Mucho?. En esta Profesión (como en todas) mucho nunca es suficiente. He colaborado o participado en cortometrajes, pero mi primera aparición en cine fue hace unos meses en la Película “Bajo un manto de estrellas” (Dir Oscar Parra de Carrizosa), que tantas alegrías nos está reportando. Ese trabajo en esta película es el mejor ejemplo de que no hay papel pequeño (por corto que sea). Haga lo que haga, siempre salgo “al ruedo” con la intensidad de estar interpretando “Hamlet”. (S) – ¿Qué es lo que más aprendes interpretando?. (A), Que en la vida real debemos intentar ponernos en el lugar del otro para poder e intentar comprenderlo. Cuando te ofrecen un personaje alejado a ti por razones ideológicas, éticas, etc. No te queda más remedio que acercarte a él, conocerle, comprenderlo y enamorarte locamente para defenderlo a través de la interpretación. (S) – ¿Qué ambiente se respira en las grabaciones?. (A), Lo primero que me enseñaron cuando empecé a estudiar y cuando continué fuera de España técnicas actorales, fue a crear trabajo en grupo, en equipo. Lo importante es propiciarlo. ¡¡Y se consigue!!. Porque nadie es más que nadie (y si se lo cree, ya tiene más de un problema que resolver en su mentalidad y principios), todos los departamentos son igual de importantes (aunque nosotros seamos la cara visible) para que el Proyecto salga adelante. El ambiente que se respira es de admiración, respeto, concentración y divertimento. (S) – ¿Qué te gusta más el cine, la serie o el teatro?. (A), Responder a eso, sería como responder a ¿a quien quieres más, a Papa o a Mama?. Cualquiera de las tres ramas tienen, por si solas, elementos adictivos que te atrapan. Pero la reina de las 3 es sin duda el Teatro: la magia del directo, de la respiración de los actores y del público, esa comunión diaria, ¡¡es incomparable!!. (S) – ¿A la hora de interpretar que te resulta más difícil?. (A), Hacerlo bien. Soy muy autoexiegnte, precisamente porque se que contamos con muy pocas oportunidades y cuando se presenta una hay que exprimirla al máximo, Y claro, no somos una máquina, y la presión, los nervios, etc., pueden jugar muy malas pasadas. Por